Rodaje de una minimoto pocket bike

Las minimotos son un nuevo concepto de vehículo bastante extendido en nuestro país en los últimos años. Sin embargo, hay una serie de pautas y consejos a seguir si se quiere conservar la máquina en perfecto estado y sacar el máximo partido al mismo tiempo que se disfruta de este hobbie.

En este sentido, lo primero que hay que tener en cuenta es no está permitido el uso de las minimotos en la vía pública, por lo que hay que utilizarlas sólo en recintos y circuitos privados. Asimismo, son necesarios para su uso diversos elementos de protección reglamentarios, tales como casco, guantes, rodilleras y coderas, y tener en cuenta que su uso sólo está destinado a adultos. También será necesario asegurarse de que el terreno por el que vamos a rodar la minimoto está en perfectas condiciones, evitando los suelos abruptos y mojados.

Antes de encender la pocket bike, habrá que instalar un filtro de gasolina, gracias al cual el usuario se evitará muchos problemas y averías, y se alargará la vida del vehículo. El filtro primero hay que limpiarlo para que no se atasque en un futuro, y luego atornillarlo debidamente a la estructura de la minimoto. También deberemos comprobar el tensado de los frenos, el estado de los neumáticos y cómo están alineadas las ruedas.

Una vez que todos los preparativos estén listos, entonces es el turno de encender la minimoto y disfrutar de su uso. Primero hay que preparar la mezcla de gasolina y aceite, siendo las más utilizadas la Súper95 y el aceite sintético para motores de dos tiempos. Al igual que los coches o las motos de gran cilindrada, las mini bikes necesitan de un rodaje para poder asegurar un funcionamiento óptimo, y es por ello que la mezcla de los productos anteriormente mencionados debe ser de un 4%. Se aconseja utilizar una garrafa de cinco litros para contener la mezcla, llenándola casi en su totalidad con la gasolina y añadiendo doscientos mililitros de aceite. Para que la mini moto funcione a pleno rendimiento, será necesario realizar de cuatro a cinco depósitos enteros en el proceso de rodaje. Cuando concluyen estos primeros depósitos, la proporción de aceite pasará de un 4 a un 2%.

Hay que tener mucho cuidado en los dos primeros depósitos del rodaje de no revolucionar mucho el motor, pues podría quemarse. Lo ideal es descansarlo cada quince minutos entre depósito y depósito. Para no sobrecalentar el motor ha de forzarse progresivamente de manera suave y poco a poco. Las revoluciones se irán aumentando paulatinamente, pero nunca hasta el cien por cien, lo cual ya podremos hacer una vez que acabemos el proceso de rodaje.

Cuando tenemos lleno el depósito, abriremos la llave de paso de la gasolina, la cual dejaremos en posición vertical. A continuación, tiraremos del cable del arrancador para encender el motor, muy suavemente, unas dos o tres veces para lubricar el cilindro con la mezcla, y la siguiente vez se tira rápidamente del cable arrancador, pero sin acabar completamente el recorrido de éste. Una vez arrancada la mini moto, se abrirá el paso del aire y se le irá dando gas al motor progresivamente. Con el motor caliente y encendido, se carburará la moto, y ya tenemos nuestra mini bike lista para disfrutar con total seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.