Minitractores para el campo y sus aperos

Los minitractores se han convertido en un elemento indispensable para la agricultura española en los últimos tiempos; en principio, no eran mas que un juguete para los apasionados por el campo, que les permitía hacer recorridos por terrenos abruptos sin ser vehículos tan aparatosos ni tan caros como los todoterreno. Por eso, y al estar prohibido este tipo de quads en zonas urbanas, muchos usuarios limitan su uso al campo o caminos rurales. Pero aparte de su uso lúdico, muchos agricultores han descubierto un uso diferente, que les ayuda en sus tareas del campo, concretamente en los trabajos que conlleva un olivar.

De hecho, de las tres labores fundamentales en el campo olivarero, derribo, carga y arrastre de las aceitunas, sólo las dos primeras tenían maquinaria específica de trabajo (vibradoras mecánicas y plumas de carga), pero la última, arrastrar el lienzo o mantón repleto de olivas, y posteriormente verter estos lienzos a los mantillos. Con los minitractores, se enganchan los mantones a la parte trasera y se transportan a los remolques con toda facilidad. Muchos agricultores están adoptando esta modalidad de transporte, ya que se realiza más fácilmente la recolección, de hecho un tercio de la cosecha se recoge mediante este tipo de artilugio y las herramientas que lo acompañan, y se reduce en un cincuenta por ciento el esfuerzo físico de los jornaleros.

La labor de volteo y arrastre de los lienzos resulta muy rentable utilizando los minitractores, de hecho el coste del mismo se amortiza en sólo una campaña de recogida de la aceituna. Tan solo un minitractor es necesario para una cuadrilla entera, y puede utilizarse asimismo para la aplicación de herbicidas en los árboles, principalmente porque los camiones que normalmente se utilizan para estos menesteres pesan toneladas, pero los minitractores, que de media tienen un peso de doscientos cincuenta kilos, pueden manejarse con mucha más facilidad y es ágil para maniobrar, con lo que es más fácil aplicar los productos fitosanitarios.

El minitractor también es muy útil para campos de regadío y fincas extensas, ya que sobre este pequeño vehículo se pueden recorrer los canales de riego de forma rápida y sin esfuerzo, comprobando así que toda la plantación recibe la misma cantidad de agua, tarea que actualmente muchos agricultores siguen realizando a pie. De igual forma, la potencia con la que cuentan estos pequeños pero poderosos tractores, hace que sean idóneos para el transporte de cargas de todo tipo, desde cosechas hasta ganado.

Los aperos que se le pueden colocar tanto en la parte trasera como en los laterales pueden ser de todo tipo, pero uno de los más solicitados y utilizados es el arado, ya que resulta mucho más rápido y eficaz que explotar animales para la faena de horadar la tierra. Otros aperos que pueden añadirse son la pala cargadora, para recoger frutos, tierra o cualquier otro material, la fresadora, la caja de transporte, el cortacésped, la desbrozadora (muy útil para limpiar el terreno de malas hierbas y dejarlo listo para la siguiente cosecha), el cultivador, la cuchilla niveladora, el remolque… Por eso, resultan tan rentables y útiles, ya que además de poder realizar cualquier tarea agrícola puede servir también como vehículo para desplazamientos cortos en las zonas rurales y de difícil acceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.