Historia del cubo de Rubik

El cubo de Rubik es un juego muy educativo y ameno. Se trata de un rompecabezas cuyos lados están divididos en cuadrados más pequeños y que tiene un color por cada lado. Estos cuadrados pequeños pueden rotar y se mueven de forma independiente. El objetivo del juego consiste en desarmar el cubo para conseguir, a partir de movimientos, que las caras vuelvan a tener, cada una, un color.

¿Cómo es el cubo de Rubik?

El cubo de Rubik o cubo mágico, como popularmente se le conoce, es un rompecabezas que inventó un profesor de arquitectura húngaro en el año 1974. En el cubo de Rubik clásico cada cara tiene nueve cuadrados de un color determinado. El cubo de Rubik está resuelto cuando cada cara es de un mismo color.

En el cubo mágico, cada una de sus caras está dividida en 9 cuadrados. Es decir, este cubo está formado por un total de 27 piezas ensambladas entre sí y unidas a una pieza central que permanece oculta.

En el cubo de Rubik hay seis piezas centrales que tienen un color cada una y siempre mantienen su posición. En el cubo de origen, el color blanco era el opuesto al amarillo, el rojo al color naranja y el verde al color azul.

También está formado por doce piezas de arista que son las que se encuentran en los bordes y que tienen dos colores diferentes. También hay ocho piezas vértice que son las que se encuentran en las esquinas y que tienen tres colores cada una.

Los primeros cuadrados, los centrales, están unidos a una pieza central mediante tornillos y se pueden girar 360 grados. Al moverlas, estas piezas arrastran a las que tienen a su alrededor.

Después del éxito del cubo de Rubik aparecieron en el mercado otras variantes del cubo mágico como La Venganza de Rubik (4x4x4), el cubo de bolsillo (2x2x2) o el cubo del profesor (5x5x5).

Las soluciones del cubo de Rubik

Las soluciones del cubo de Rubik pasan por multitud de movimientos estudiosamente coordinados. Estas secuencias tienen que realizarse perfectamente sin ninguna equivocación en los movimientos.

En el año 1981, un adolescente de doce años escribió un libro de soluciones que se vendió en todo el mundo y que alcanzó hasta la 17ª edición. El cubo de Rubik puede llegar a tener millones de movimientos diferentes, aunque para conseguir el objetivo del juego solo se necesita un limitado número de giros.

Como curiosidad, los investigadores han resuelto el cubo de Rubik en 29 giros de 180 grados y en 42 giros de 90 grados.

Se han celebrado numerosas competiciones del cubo de Rubik. El primer concurso se realizó en Budapest en el año 1982. Lo ganó un concursante de Los Ángeles que consiguió realizar el cubo en 22’95 segundos. La mejor marca se halla registrada en el año 2004 con 12’11 segundos para realizar el cubo de Rubik completo.

Desirée R.A.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.